La Fundación Renal apuesta por las nuevas tecnologías para dar un paso más en su programa de asistencia global centrada en la persona, y pone a disposición de sus pacientes de la Comunidad de Madrid 115 tablets que utilizan mientras reciben su tratamiento de diálisis, aprovechando así las cuatro horas de tratamiento para reducir su brecha digital, participar en diferentes talleres, o fomentar hábitos de vida saludables.

Con este proyecto la Fundación persigue impulsar la familiarización de los pacientes renales con las nuevas tecnologías mediante la organización de talleres de TICs en colaboración con Cibervoluntarios, empoderarles a través de su alfabetización en salud, proporcionarles toda una batería de herramientas de apoyo psicológico y social destinadas a la realización de diferentes talleres de desarrollo personal, estimulación cognitiva, adhesión al tratamiento, etc, y, por último fomentar los hábitos de vida saludables con programas de ejercicio físico y nutrición mediante el uso de diferentes materiales como videoconsejos, infografías, guías, etc.

Esta iniciativa se enmarca dentro del modelo de atención integral puesto en marcha en Fundación hace más de 35 años, y que, debido a la complejidad y las especificidades de la Enfermedad Renal Crónica, cuenta con un equipo multidisciplinar integrado por psicólogos, trabajadores sociales, educadores deportivos y nutricionistas, que trabajan junto al equipo médico para mantener la calidad de vida de los pacientes.

Este proyecto contribuye en especial al logro de los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible: ODS 3 de Salud y Bienestar, ODS 10 de Reducción de las desigualdades y ODS 13 de Acción por el clima

El proyecto Buenas prácticas E-HEALTH con pacientes en hemodiálisis está financiado por la  Consejería de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid, que nos ha concedido una subvención por 49.693,11€, con cargo al Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, financiado por Unión Europea a través de los fondos NextGenerationEU