Project Description

MEMORIA ANUAL

En 2019 nuestra actividad asistencial se ha incrementado un 11% respecto a 2018, superando las 157.000 hemodiálisis realizadas a 1.369 pacientes, sin incluir a los transeúntes. La tasa de mortalidad se ha reducido en un 4% respecto a 2018 y alcanza los 6 puntos por debajo de la referida en el último registro nacional del citado año.

Este año hemos querido dar un paso más para mejorar la atención y el cuidado a nuestros pacientes con la puesta en marcha de un plan específico de humanización que va más allá de nuestro modelo de atención integral. Además, hemos mejorado la gestión ambiental en todos nuestros centros mediante un programa de inversión en equipos e infraestructuras energéticamente más eficientes y ambientalmente más sostenibles lo que nos ha permitido lograr ahorros significativos en cada sesión de hd de hasta 45 litros de agua y de 1,3 Kw/h por sesión de hemodiálisis

En  el ámbito psicosocial, nuestros psicólogos han atendido a 902 pacientes procedentes de 12 centros y el equipo de trabajadores sociales a 958 pacientes de 16 centros. Por otro lado, los educadores deportivos han llevado a cabo el programa de deporte en sala con 213 pacientes de 6 centros diferentes. Hemos incrementado nuestras ayudas del Fondo Social un 34% respecto a 2018 alcanzando los 36.970,43€ euros, distribuidos en 530 ayudas.

En materia de formación e investigación, hemos ampliado nuestras colaboraciones e impulsado la puesta en marcha de nuevos proyectos.

En 2019 hemos iniciado las obras de un nuevo Centro en Getafe Los Llanos II y también de la nueva sede, ubicada en Fuenlabrada, de nuestra lavandería.

memoria 2019
memoria 2018
memoria 2017

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

La Fundación tiene un programa de cooperación internacional que nació en el año 1993 con el fin de trasladar nuestro modelo de tratamiento y servicios para enfermos de insuficiencia renal crónica a los países de Iberoamérica. Dentro del programa se contempla la realización de distintas acciones:

  • ayudas materiales, como el envío de monitores de hemodiálisis
  • asesoramiento en estrategias de aprovechamiento de recursos y de recabar apoyo de las administraciones públicas y la sociedad civil
  • soporte en el ámbito de la formación y la investigación

En 1994, se constituyó la Fundación Renal Iñigo Álvarez de Toledo de Ecuador, colaborando la Fundación Renal de España a poner en marcha un centro de hemodiálisis y manteniendo una estrecha relación y soporte.

En el año 2000, conjuntamente con la Fundación Hospitalaria de la Orden de Malta y la Agencia Española de Cooperación (AECI) se acondicionó un centro de hemodiálisis en Asunción y se apoyó la constitución de la Fundación Renal de Paraguay(FREPA).

En 2002, se inauguró en Bolivia el Centro de Diálisis San Juan Bautista en El Alto (La Paz). Este centro, resultado de un proyecto conjunto de la Fundación Renal, la AECI, la Orden de Malta y la municipalidad del El Alto, presta servicio en una zona con una gran incidencia de enfermedades renales y donde los pacientes tienen dificultades económicas para recibir un adecuado tratamiento.

Desde que comenzó el programa la Fundación Renal ha enviado más de un centenar de monitores a hospitales de Venezuela, Argentina, Cuba, Ecuador, Paraguay y Bolivia, sigue prestando su colaboración institucional a alguno de estos proyectos y ha ampliado su cooperación a otras áreas geográficas  además de Iberoamérica:

En 2009 se inauguró el Centro de Hemodiálisis del Hospital Hassani en Nador. El centro fue construido en el marco de un convenio de colaboración firmado por el Ministerio de Salud Marroquí, la Delegación Provincial de Sanidad de Nador y la Fundación Renal Iñigo Alvarez de Toledo. La creación de este centro se inscribe en el marco de los esfuerzos realizados para reforzar la oferta de tratamiento de hemodiálisis para personas con insuficiencia renal crónica en la provincia de Nador (Marruecos). El proyecto contó con financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

En 2018 la Fundación ha forjado una cooperación internacional en materia de investigación, creando un grupo de expertos de EE.UU. y Latinoamérica para combatir la Nefropatía Mesoamericana, declarada por la OMS problema prioritario de salud pública en los países tropicales.