Vuelve a llegar la Navidad y con ella tenemos una nueva oportunidad de reunirnos con nuestros más allegados y celebrar estas fiestas tan especiales. Desafortunadamente la pandemia todavía está presente, por ello aprovechamos para animaros a no bajar la guardia y a que sigáis siendo prudentes y manteniendo todas las medidas de seguridad recomendadas por los expertos.

Sabéis que en la Fundación tratamos de enseñaros a vivir lo mejor posible, conviviendo con la enfermedad, pero sin que tengáis que dejar de disfrutar de tantas cosas que seguís teniendo al alcance de vuestra mano. Y como siempre, con este taller que hemos preparado con tanto cariño, pretendemos ayudaros a que no falten ideas para disfrutar de una buena comida en familia.

Las restricciones dietéticas de la enfermedad renal se pueden aprovechar, como todo en esta vida, para reinventarse y desarrollar creatividad en la cocina. Te enseñamos cómo debes tratar los productos que hemos seleccionado, para reducir su contenido en potasio, por ejemplo, para que no dejéis de incorporar a vuestra dieta alimentos de origen vegetal, que tantas vitaminas y fibra nos aportan.

Traemos, como es tradición, dos menús diferentes, formados cada uno por un entrante, un plato principal y un postre. Y te invitamos a que sigas experimentando en ese laboratorio tan bonito que es la cocina. Al fin y al cabo, recuerda que una buena alimentación es, en vuestro caso, una parte fundamental de vuestro tratamiento, y del que queremos que disfrutéis, al mismo tiempo que os beneficiáis. Esperamos que os gusten los platos que hemos preparado.

¡Ahora te toca ponerte el delantal y meterte en la cocina!

María Delgado. Nutricionista de la Fundación Renal

Menú uno:

Coca de requesón y huevo poché

Ir a la receta

Merluza marinada

Ir a la receta

Fresas confitadas

Ir a la receta

Menú dos:

Berenjenas rellenas

Ir a la receta

Ragout de pavo

Ir a la receta

Mousse de yogur y manzana

Ir a la receta

Gracias al apoyo de: