La importancia de la alimentación2019-04-12T07:41:42+00:00

Project Description

La importancia de la alimentación

En la insuficiencia renal, la alimentación es uno de los pilares básicos del tratamiento, ya que ayuda a disminuir la acumulación de sustancias que se eliminarían si los riñones funcionasen correctamente. Una alimentación adecuada mejora mucho el pronóstico y retrasa la progresión de la enfermedad. Es muy importante cuidar la dieta en todos los estadios de la enfermedad, adaptándola a medida que la insuficiencia renal avanza y adecuándola a la terapia sustitutiva.

Cuando el paciente no sigue un tratamiento renal sustitutorio (hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante), es decir, está en prediálisis, el acúmulo de sustancias nocivas es mayor cuanto mayor es la insuficiencia renal. Cuando el paciente sigue un tratamiento renal sustitutorio, la dieta se liberaliza un poco más, pero debe seguir las recomendaciones para que no se acumulen dichas sustancias en periodos interdiálisis.

Es importante lograr un estado nutricional adecuado mediante una dieta que cubra los requerimientos de calorías y proteínas dentro de una dieta equilibrada en hidratos de carbono, lípidos (aceite) y proteínas, así como minerales y micronutrientes (vitaminas, minerales).

En pacientes en prediálisis hay que reducir las proteínas sin producir desnutrición, lo que se consigue con una dieta equilibrada de ingesta proteica baja, las calorías necesarias y se complete con resto de componentes. Para conseguirlo, la aplicación NEFRODIET es una herramienta de gran utilidad como a las siguientes recomendaciones:

Elección de los alimentos

En la base de esta pirámide se encuentran aquellos alimentos más recomendables para los enfermos renales y en el vértice los menos recomendables. 

1.- Siempre que se pueda se debe escoger alimentos naturales, ya que es más fácil conocer su composición y  estimar tras su manipulación la pérdida de elementos críticos como el potasio.

2.- Los alimentos congelados son también recomendables, ya que este proceso de conservación ayuda a la eliminación del potasio.

3.- Los alimentos vegetales en conservas de cristal son otra buena opción ya que no suelen contener fosfatos como conservante, aun así, se recomienda lavarlos antes del consumo.

4.- Se deben evitar platos preparados o precocinados, ya que contienen alto contenido en sodio, fósforo (conservantes),…

5.- Como sustitución de la sal, se pueden utilizar hierbas aromáticas para saborizar como enebro, cebollino, perejil, laurel, azafrán, romero, orégano, albahaca, tomillo, etc.

Técnicas culinarias

La concentración en los alimentos de las sustancias que tienden a acumularse con la insuficiencia renal puede variar según la técnica de cocinado que utilicemos:

Cocción: Cocción en agua, cocción al vapor, cocción en horno, cocción en microondas, plancha, frito, rebozado, empanados. De todas las técnicas, la cocción en agua es la más recomendada, no va a suponer un aporte extra de calorías como la fritura y en el caso de las verduras va a suponer una pérdida de potasio. Las cocciones al vapor, en el horno, plancha o microondas, no son las más recomendables para elaborar verduras porque  no van eliminar el potasio.

Doble Cocción: Se recomienda una primera cocción o escaldado, desechar el líquido y volver a cocer en agua nueva.

Remojo Previo: Cortar y pelar los vegetales en trozos pequeños para aumentar la superficie de contacto con el agua cuando se ponen en remojo, así facilitará una mayor eliminación de potasio. Se debe cambiar el agua de remojo de verduras, hortalizas y también en el caso de las legumbres una o dos veces para una mayor eliminación de potasio.